La emblemática Sopa Teóloga, plato típico de Moche la libertad Trujillo

La Sopa Teóloga es una joya culinaria que se hace en la ciudad de Trujillo. Parte de una sopa española de la Edad Media que permanece casi intacta, salvo porque se ha mestizado con el pavo de la región
Las raíces de la cocina medieval española son romanas, sus recetas estuvieron influenciadas por la cocina romana a base de purés, harinas y migas, además de toda clase de cereales y un inmoderado gusto por las especias.Muchas de las preparaciones europeas que llegaron a América se siguen haciendo aquí con algunos mestizajes, mientras en los lugares de origen ya no se practican.
La sopa teóloga tiene una tradición muy especial ya que, después de un largo proceso de preparación, se sirve “coronada” con una gran rosca de manteca hecha especialmente para la ocasión.

Según la historia el tradicionalista Ricardo Palma, en su tema “AGUSTINOS y FRANCISCANOS”, nos relata que desde 1608, el encono entre los Agustinos y Franciscanos había llegado a su más alto nivel. El 14 de julio de 1610 fallece el Siervo de Dios Francisco Solano. El Virrey marqués de Montesclaros aprovecho la oportunidad ya que a su entierro en el templo de los padres seráficos concurrieron no sólo los personajes de la ciudad sino hasta el último plebeyo. No había en toda la nave de la iglesia un lugar para feligrés alguno.

Con el pretexto de ir a besar la mortaja del difunto, levándose el Virrey e invitando a los dos Priores adversarios a que lo acompañasen y arrodillados los tres delante del ataúd, dijo el marqués de Montesclaros  padres! Basta de desórdenes, y por amor a este santo, que desde el cielo lee en el fondo de los corazones, déjense ustedes de quisquillas y dense un abrazo”. Y la pelea termino.

Un mes después los curas Dominicos dieron un banquete y en ello se sirvieron los mejores potajes y entre ellos había: sopa teóloga, fritanga de menudillos, pavo relleno, carapulcra de conejo, estofado de carnero, pepián y locro de patitas, carne en adobo, y pastel de choclo.

De acuerdo a este relato serian los Teólogos Dominicos quienes tuvieron la primacía de esta receta.

Siguiendo la tradición francesa de poner nombre de familia a los platos mas reconocidos y mas gustosos, Josie Sison Porras de De la Guerra en su obra” El Perú y sus manjares”- Un crisol de culturas, adjudica esta receta a Maruja de Berckemeyer e Isabel de De la Torre hijos del Dr. Pazos Varela y otros manifiestan que fueran las hermanas Capuchinas que llegaron al Perú para administrar el Monasterio que fundara el beato Nicolás Ayllon también llamado Nicolás de Dios (S. XVIII).


INGREDIENTES

  • Una gallina mediana.
  • Medio kilo de carne de res.
  • Un kilo de papa.
  • Dos cebollas medianas picadas.
  • Ocho tazas de agua.
  • Una taza de leche.
  • Un cuarto de taza de aceite.
  • Un cuarto de kilo de queso fresco.
  • Una cucharada de ajo molido.
  • Dos cucharadas de pimiento amarillo molido.
  • Una ramita de huacatay.
  • Pan y sal al gusto.

PREPARACIÓN

Haz un caldo sustancioso, al que primero le echarás la gallina y después de un tiempo prudencial la carne de res, ya que la primera necesita más tiempo de cocimiento. No te olvides de ponerle su punto de sal. Aparte calienta el aceite, dora en él los ajos molidos con la cebolla picada y el pimiento amarillo, incorporando luego el pan previamente remojado en leche, agua o caldo, removiendo hasta que el pan se haya cocido lo suficiente. Luego viertes esta preparación donde hirvieron la gallina y la carne. Agrega también la papa cortada en cuatro, el queso trozado y la ramita de huacatay. Después que ha hervido la dejas reposar unos minutos y luego

  • Receta para 4 personas
  • Tiempo de preparación
  • Tiempo de cocción
  • Publicado por Julio Távara N

2 Comentarios

  1. valentin ocaña 3 años atrás
  2. Julio Távara 2 años atrás

Haz un Comentario