Pastel de merluza y langostinos

Ceuta es una ciudad española y europea en el norte de África. Estribo de un imaginario puente que une dos continentes; abrigo natural en medio del Estrecho de Gibraltar, en el que se unen las aguas del Atlántico y el Mediterráneo, es asiento natural de pueblos y culturas diferentes.

Es, precisamente, ese carácter de ciudad abierta al mundo lo que la ha hecho que actualmente vivan en ella europeos, africanos y asiáticos. Se mezclan así las culturas e idiosincrasia de cristianos, musulmanes, hindúes y judíos como principales comunidades de esta población cosmopolita, que tiene como señas de identidad el respeto y la convivencia.

Además, sus dimensiones, su equilibrio entre zonas urbanas y boscosas , sus playas y su maravilloso clima, la hacen un magnífico lugar para visitar y disfrutar. Unos parajes para admirar ya que, en pocos sitios, puede verse al tiempo las tierras de tres naciones y dos continentes; así como un patrimonio cultural en el que cabría destacar sus fortificaciones militares.

En los últimos años, el perfil turístico de nuestro país ha cambiado notablemente. Ahora no son únicamente el sol, la playa y las compras, lo que hacen a un lugar atractivo para sus visitantes. Gracias a esa nueva visión, Ceuta puede permitirse el ofrecer un patrimonio natural, histórico y etnográfico envidiable.

La oferta local, en materia de patrimonio natural, se fundamenta en las panorámicas sobre el Estrecho, que nos permiten disfrutar de un espacio sorprendente, con vistas sobre dos continentes y tierras de tres naciones; en la confluencia de dos mares que producen maravillosos amaneceres y puestas de sol, sin que falten bosques por los que pasear ni playas en las que tomar el sol.

El patrimonio histórico cuenta con un magnífico conjunto monumental en las Murallas Reales, entre otros ejemplos de fortificaciones que van desde el medioevo hasta nuestros días. Además, contamos con numerosos museos, varios yacimientos arqueológicos visitables, templos barrocos y una notable arquitectura del siglo XX.

Asimismo, fruto de la convivencia entre las distintas comunidades étnicas y religiosas, contamos con un nutrido repertorio de festividades, que se combinan con las actividades que programan asociaciones e instituciones.

En la gastronomía de Ceuta, hay que resaltar la gran variedad de pescados frescos que ofrecen el Atlántico y el Mediterráneo. Pescados como rodaballos, boquerones, salmonetes, gallos, mero, atún, bonito, pez espada, caballas, calamares, gambas, coquinas, bogavantes y langostas, entre otros.

Entre sus platos típicos destacan la sopa de fideos gordos con pescado o Cazuela de pescados, estofado de melva es un plato típico marinero, pastel de bonito, pescado frito. También las verduras forman parte de acompañamientos de algunos platos.

También otra forma de degustar toda la cocina ceutí es yendo de tapas por los bares y tabernas que ofrece la ciudad.

En lo referente a la repostería, en Ceuta podemos destacar los postres como trenzas de Agustina, bañadas en miel y almendra, flan de Almendras Revellín, así como frutas que no pueden faltar en la mesa.

Chef al paso siguiendo la ruta gastronómica, para conocer la  variedad de colores y sabores que posee una ciudad, y  ver el arte culinario para luego prepararlo y convertirlo  en una verdadera delicia. Y dejárselos en sus labios para que obtengan un placer en su paladar.

INGREDIENTES

  • 250 grs de langostinos cocidos
  • 750 grs de merluza
  • 2 huevos grandes
  • 1 leche tetrabrik pequeño de nata para cocinar
  • 1 pimiento de piquillo (de bote)
  • 1 cucharada sopera de tomate frito
  • 1 chorreón de whisky
  • sal y pimienta recién molida.

PREPARACION
Poner una olla con agua y sal al fuego, meter las pescadillas y dejar hervir, no mucho tiempo solo para poder quitarle la piel y espinas.
Mientras pelar los langostinos.
Una vez los tengamos limpios, ponerlo en batidora , añadir el resto de ingredientes y batir hasta que lo tengamos con el punto de triturado que más nos guste.
En una fuente de plumcake o la que tengamos, untamos de mantequilla y un poco de pan rallado .Vertemos el preparado y ponemos al baño maría.
Horno 180ºhasta que cuaje. Pinchar con una aguja de punto y comprobar que sale seca.
Si sale húmeda dejar unos minutos más dentro del horno.
Presentar el pastel cubierto con mayonesa y una ensalada al lado canónigos, tomate y cebolleta fresca

  • Receta para 4 porciones
  • Fuente: Ana
  • Publicado por Julio

01 Comentario

  1. Hellmann´s México 6 años atrás

Haz un Comentario